sígueme por e-mail

viernes, 31 de julio de 2015

Estrenos de cine (64): La cura de Yalom - Tráiler Español HD [1080p]


Hoy estrenan (al menos en Bilbao y supongo por tanto que también en otras ciudades) "La cura de Yalom", una interesante película, de esas que te hacen pensar un poco (eso no hace daño ni aunque estemos en verano, palabra de blogger; ahora bien, el que vaya a verla que sepa que se trata de un documental sobre la vida del psicoterapeuta Irvin Yalom).

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-228767/
http://surtseyfilms.es/peliculas/la-cura-de-yalom/, de donde extraigo la siguiente sinopsis:

"Autor de superventas, conocido académico y existencialista, Irvin D. Yalom es uno de los psicoterapeutas vivos más influyentes que existen. Este largometraje es más que una biografía clásica. Junto al Dr. Yalom, emprendemos un viaje existencial a través de numerosas capas de la mente humana mientras él comparte sus reflexiones esenciales y sabiduría. Los libros del Dr. Yalom han vendido millones de ejemplares en todo el mundo y la crítica lo describe como “apasionante“, “inspirador“, “inolvidable”, “transformador“."



http://liberatuser.es/NOTA-PRENSA-ESTRENO-LA-CURA-DE-YALOM.pdf
http://www.dailymotion.com/video/x2nf3n4




https://vimeo.com/125244575

https://www.youtube.com/watch?v=ZdTFqpItd8I
https://www.youtube.com/watch?v=32ZdVO54Nbw

jueves, 30 de julio de 2015

Opinión personal (45): El Eneagrama. Breves conclusiones (13º de 13)

El Eneagrama: Breves conclusiones.
De todo lo expuesto en los doce post anteriores  podemos afirmar que el Eneagrama es una potente herramienta de psicología que nos permite un profundo conocimiento de nuestro carácter y del de los demás. Podríamos considerarlo como un mapa mental que nos puede guiar cara a un mayor auto-conocimiento y a desarrollar una mayor inteligencia emocional en nuestras relaciones interpersonales.
Nos ofrece no una, sino nueve formas diferentes de ver la vida, de entenderla, de filtrarla. Nueve “rostros del alma” (en expresión de Böschemeyer) que sienten, piensan y perciben de forma diferente la misma realidad.
Esos nueve tipos han desarrollado estrategias vitales muy diferentes sin que eso signifique –y esto es muy importante- que un tipo sea mejor que otro ya que todos tienen un camino de desarrollo propio.
Lo importante no es tanto saber en qué soy igual a los demás, sino descubrir en qué soy DIFERENTE, y de esa forma poder identificar mi eneatipo y trabajar en un desarrollo personalizado.

¿Qué NO es el ENEAGRAMA? El eneagrama ni puede ni pretende ofrecer respuesta a todo. No es una panacea sin límite. Aunque hay algunos autores que lo utilizan para planteamientos mucho más abarcadores, mi opinión –después de haber leído a los mejores especialistas- es que lo que ofrece es una gran capacidad para cartografiar nuestra mente (si nos lo proponemos, incluso nuestra alma) y para poder iniciar así un proceso de perfeccionamiento personal.
Sin duda no es la única herramienta para ello. Podemos encontrar en la actualidad diversos caminos tanto en el ámbito de la psicología como en el terreno espiritual. La ventaja que yo encuentro en el eneagrama es que se intenta explicar, desde una gran coherencia interna, el funcionamiento del carácter y sus puntos de desarrollos en función del mismo y no de abstracciones generalizadoras o, como dicen Durán y Catalán (2010), “constructos” (Desde mi punto de vista es la mejor manera de hacerlo aunque ese tendencia vaya  en sentido contrario a lo que pregonan muchos libros de “auto-ayuda”  que parecen proceder -en algunos casos al menos- con unas pautas de generalización tan simplista  y abarcadora que hacen que tanto su visión del ser humano como los “consejos” que dan para el desarrollo personal, sirvan  realmente para muy poco, salvo excepción hecha de algunas mentes extremadamente confiadas y bien pensantes ).

Quiero dejar claro que es evidente que no somos “números” ni etiquetas: Ningún ser humano es un esquema o un simple “prototipo” de comportamientos. Pero también es evidente que el número de comportamientos humanos no es infinito y que su generalización nos permite establecer pautas y “patrones” con los que identificar tanto conductas sanas como patológicas.  Los rechazos de algunos   -que piensan que en este tema nada es generalizable- llevarían a una imposibilidad fáctica de extraer conclusiones y nos limitaríamos a exponer un inmenso mosaico humano, sin duda interesante, pero que –al no establecer pautas comunes- difícilmente podría tener más valor que el descriptivo. 
No hay que caer en la trampa de “etiquetar” pero tampoco tener miedo a una correcta diagnosis, especialmente si esta se hace teniendo en cuenta todos los matices que aporta la historia propia y concreta de cada uno.

Como bien dicen los expertos en PNL (Programación neuro-lingüística) nadie pretende asimilar el territorio al mapa pero sin éste es bastante probable que acabásemos perdiéndonos.
Una de la ventajas del eneagrama que a mí me parecen más reseñables –y en esto coinciden casi todos los especialistas- es ver, tal y como he apuntado más arriba, cómo el mundo puede ser “leído”, interpretado de nueve formas coherentes pero distintas, por nueve “cristales” que –insisto, sin ser ninguno mejor que otro- dan perspectivas de la realidad muy diferentes pero analizables y que están profundamente interrelacionadas.
De forma algo más específica y teniendo en cuenta todo lo expuesto en estos artículos que he ido publicando  en este blog se pueden extraer algunas conclusiones importantes:

1) El carácter es una ESTRATEGIA; a través de él intentamos desenvolvernos en la vida aunque, finalmente, su rigidización acaba dificultándonosla.
2) El carácter es fundamentalmente ADAPTATIVO. Si alguien hubiese encontrado desde el inicio una manera mejor de adaptarse al medio lo hubiese hecho sin dudarlo. Pero, al igual que el agua acaba encauzándose por las grietas y surcos del terreno que encuentra, el carácter también acaba forjándose a través de la realidad concreta en la que nace y crece.
3) En determinados espacios se ha producido una verdadera “estigmatización” del carácter como algo que nos frena e impide nuestro desarrollo personal y espiritual, como algo de lo que sería mejor librarse ya que es un estorbo para evolucionar. Sin duda es así cuando se produce una “identificación” total con nuestro carácter como si fuera nuestro ser más íntimo y personal. Como bien señalan Riso y Hudson (2011) “el verdadero ser y la personalidad NO son lo mismo”. Cuando presionados por el entorno optamos por defendernos (“yo soy así”, “a mí no me cambia nadie”, “esto es lo que hay” etc.) por lo que consideramos un ataque a nuestra “esencia” más incuestionable, estamos con-tribuyendo a cosificar el carácter convirtiéndolo en un verdadero obstáculo para el crecimiento personal.
4) El carácter, como estrategia adaptativa, implica una cierta pérdida de consciencia de sí mismo que el eneagrama pretende recuperar. Como bien señalan Durán y Catalán (2011) “el trabajo con el eneagrama es un trabajo de autoconsciencia. La clave está en la auto-observación. La consciencia cambia la mirada”. También refieren como Gurdjieff planteaba que el hombre necesitaba una primera educación en la que desarrollar su personalidad y una “segunda” educación que le permitiese “disolver” esa personalidad para alcanzar la esencia de su ser y desarrollar su espiritualidad. 
Es un camino que, de diferentes formas, recorren otras tradiciones de sabiduría y que coinciden en concienciar cómo las identificaciones primarias con nosotros mismos y con nuestro entorno, dificultan el camino de maduración personal y espiritual. En cada persona –como hemos podido ver a lo largo de los articulos publicados- hay un “rasgo fundamental” que implica una determinada estructura sobre la que se va construyendo el carácter. En el aspecto emocional predominan las pasiones y en el intelectual o cognitivo las fijaciones. El eneagrama parte de la base de que a cada pasión le corresponde la fijación correspondiente, que se instala sobre una naturaleza básica que es cualitativamente diferente de lo que va a ser nuestra “personalidad adquirida”. La tarea –como indica Gurdjieff- es recuperar esa naturaleza básica, nuestra “esencia”.
5) Aunque hay opiniones de lo más dispares a la hora de considerar las posibilidades de modificación del carácter, ya que éste refleja la forma más habitual e interiorizada de reaccionar, el eneagrama considera que todo carácter se puede trabajar y madurar. La toma de consciencia del “rasgo principal” será el primer paso para ello. A partir de ahí aprender a relativizar las reacciones estandarizadas y encontrar las respuestas no automáticas será el siguiente paso.
6) Esos pasos podríamos reducirlos en esencia a dos:
 1) AUTO-OBSERVACIÓN;
2) AUTO-COMPRENSION
Cultivando la consciencia constantemente, estando plenamente presentes y en alerta, se va iniciando la transformación. Como bien señalan Riso y Hudson (2011) “un persona puede, utilizando la presencia y la consciencia para reconocer el patrón de su distorsión (su pasión característica y su fijación del ego), descubrir la cualidad de la Esencia que ha permanecido oculta” (p. 65).
7) Tal y como he recalcado es muy importante recordar que nadie puede identificarse al 100% con un constructo psicológico que se ha establecido a base de generalizaciones. Cuando uno se inicia en el eneagrama suele cometer el frívolo error de categorizar a propios y extraños exclusivamente como si fuesen un “patrón” con piernas. No es así. 
Aunque haya personas que puedan mostrar pautas de comportamiento típicamente identificables, sería un grave error utilizar el eneagrama para la “caricaturizar” a las personas en vez de utilizarlo como una herramienta de profundización de las sutilezas de nuestro carácter.
Hay una historia personal que nos hace únicos y es un aspecto que no podemos olvidar aunque utilicemos los “patrones” de trabajo que nos da el eneagrama. La “tipificación” es sólo un inicio a un trabajo de profundización. 
Trabajar “en serio” con el eneagrama no es fácil, implica enfrentarse a un cuestionamiento permanente de nuestras actitudes y valores y eso puede generar angustias y ansiedades ya que hemos utilizado toda nuestra vida para desarrollar una estrategia vital que ahora cuestionamos
Debemos, además, acostumbrarnos a auto-observarnos, requisito imprescindible, y eso implica un esfuerzo y disciplina que no acaba nunca porque nuestro ser no está preparado para ello.


8) Para terminar, quisiera citar de nuevo un extenso párrafo de Durán y Catalán (2010): “La auto-observación, cuando se lleva a cabo de manera correcta, seria y constante, es lo que posibilita el cambio. No es equivalente a conocer o pensar. Hay que dividirse en dos: un observante y un observado. Se tiene que producir un distanciamiento, una objetivación de la realidad. 
Ver lo que ocurre en el mundo interno y en las interrelaciones; ver los pensamientos, las emociones, las fantasías COMO SI NO FUERAN UNO MISMO. Liberarse de una manera condicionada de tomarse la vida requiere un gran esfuerzo interior para ver esa personalidad que llamamos “yo”. La observación de “sí” no se obtiene a través de los sentidos, como ocurre cuando observamos y percibimos la realidad que nos rodea. 
Sin duda, el no contar con algún instrumento o artilugio para la introspección que nos ayude en el análisis, ofrece dificultades extras ya que no tenemos ninguna garantía de que no vayan a producirse auto-engaños. La tarea de la observación de sí mismo no implica –al menos en principio- el cambiar: se trata de ver, de entender su dinámica evitando la identificación. 
En este sentido, empezar por la observación de hábitos o conductas compulsivas nos podría ayudar a “entrenarnos” en una mejor comprensión sobre qué es lo que nos mueve. El siguiente paso sería observar las emociones negativas. Ver cómo nuestro yo se aferra a ellas, aunque por otra parte desearía liberarse de las mismas. Ver también cómo en las relaciones con los demás esas emociones se pueden expresar a veces como EXIGENCIAS sin medir su viabilidad. La exigencia surge cuando creemos que tenemos derecho a un deseo o necesidad concreto e intentamos imponer nuestra voluntad en ese sentido. Aprender a expresar las emociones negativas y darnos cuenta de las exigencias que puede haber implícitas se convierte en esencial para no identificarnos con ellas” (p. 43 a 45).
9) En definitiva: el trabajo es arduo e implica un profundo deseo de avanzar. Si lo hacemos nos acercaremos al eneagrama de la Ideas Santas, aquellas supra ideas que conseguirán liberarnos de la fijación……pero esto queda para los que adentren en las profundidades del Eneagrama.

Evidentemente, en estos breves artículos solo he podido mostrar un resumen de lo que es el eneagrama. Para los interesados en estos temas los libros que muestro a continuación profundizan , como es lógico y exigible, mucho más. Mis preferencias, claramente mostradas en el primer articulo publicado aquí, van hacia las publicaciones de  Claudio Naranjo, en primer lugar. Los libros de Riso y Hudson -aún tendiendo a cierta "suavización" del método- ofrecen un planteamiento riguroso. Los demás aportan perspectivas concretas que ayudan a complementar la visión general del sistema



Dimensión espiritual del eneagrama, La


Autor: Javier Nebot, Julio. 2015.

BIBLIOGRAFIA utilizada para los articulos aqui publicados:
-Naranjo, Claudio, 2008. “Carácter y neurosis”. Ediciones La Llave. Vitoria.
-Naranjo, Claudio, 2012. “27 personajes en busca del ser”.Ediciones La Llave. Vitoria.
-Naranjo, Claudio. 2007 “El Eneagrama de la sociedad”. Ediciones La Llave. Vitoria.
-Palmer, Helen. 2007 “El Eneagrama”. La liebre de Marzo. Barcelona.
-Riso, D.R. y Hudson, R. 2012 “Tipos de personalidad”. Madrid.
-Riso, D.R. y Hudson, R. 2011 “Comprendiendo el eneagrama”. Palmyra. Madrid.
-Riso, D.R. y Hudson, R. 2007 “La sabiduría del eneagrama”. URANO. Barcelona.
-Durán, C. y Catalán, A. 2010 “Eneagrama. Los engaños del carácter y sus antídotos”. Editorial Kairós. Barcelona.
-Böschemeyer, Uwe. 2006 “Los 9 rostros del alma”. Obelisco. Barcelona.
-Lapid-Bogda, Ginger. 2006 “Eneagrama y éxito personal”. URANO. Madrid.
-Goldberg, Michel J. 2002 “Eneagrama. Las 9 formas de trabajar”. Arkano Books. Madrid.
-Maitri, Sandra. 2010 “La dimensión espiritual. ENEAGRAMA, los nueve rostros del alma”. La liebre de Marzo. Barcelona.
-Pangrazzi, Arnaldo. 2007 “El Enneagrama: un viaje hacia la libertad”. Sal Terrae. Santander..
-Marina, José Antonio 2011.“Teoría de la inteligencia creadora”. Anagrama. Barcelona.
-Marina, José Antonio. 2006 “Anatomía del miedo”. Anagrama. Barcelona.
- Marina, Jose. Antonio. 2009 “El laberinto sentimental” Anagrama. Barcelona.
-Blay Fontcuberta, Antonio. 1992 “La personalidad creadora”. Indigo. Barcelona.
-Blay Fontcuberta, Antonio. 1992 “SER”, Índigo. Barcelona..

miércoles, 29 de julio de 2015

Autorretratos (2): Edward Munch 1863- 1944 (2)

En abril ya tuve la oportunidad de exponer algunos autorretratos de este gran pintor sueco :
Aprovecho que el Thyssen le va a dedicar próximamente una exposición para mostrar de nuevo algunos autorretratos suyos. Experto en reflejar el "alma" de quien pintaba, sus autorretratos dan muchas pistas de una personalidad compleja y algo tortuosa pero llena de creatividad.
Para pintarse a sí mismo muchas veces utilizaba fotografías, algunas de las cuales se conservan todavía




















edvard munch, Interiores, el artista y su modelo 1921
Todas las imágenes y/o vídeos que se muestran  corresponden al artista o artistas referenciados.
Su exposición en este blog pretende ser un homenaje y una contribución a la difusión de obras dignas de reconocimiento cultural, sin ninguna merma a los derechos que correspondan a sus legítimos propietarios.
En ningún caso hay en este blog interés económico directo ni indirecto.

Estenos de cine (63): THE SHAMAN Trailer (2015) Science-Fiction


https://www.facebook.com/the.shaman.movie
http://www.imdb.com/title/tt4215858/
https://tribecafilm.com/filmguide/shaman-2015










https://www.youtube.com/watch?v=ALEpHIIdLEs
http://www.imdb.com/video/wab/vi2745610521/

martes, 28 de julio de 2015

Opinión personal (44): El Eneagrama: Eneatipo IX (12º de 13).

El eneatipo IX
Eneatipo 9: Pereza - El pacificador
ENEATIPO IX: “Pereza e inercia psico-espiritual” en expresión de Naranjo; “Carácter perezoso” en la de Durán y Catalán; “El conciliador”, para Böschemeyer; Riso y Hudson lo denominan "el pacificador" y Helen Palmer junto con Pangrazzi optan por denominarle “El mediador”;

Ichazo denominó “pereza” a la pasión dominante e “indolencia” a la fijación de este eneatipo. Ya vimos al exponer el binomio pasión/fijación que se trata de una pereza más amplia que la conocida con el término de “vagueria”, usualmente referido a la pe-reza física. De hecho Naranjo (2008) no considera estas expresiones totalmente válidas y, aunque las respeta, piensa que el término “acidia” refleja más acertadamente la actitud psico-espiritual del Nueve:La palabra accidia (adaptación del griego “a-chedia”, sin cuidado) hace referencia a una pereza de la psique y del espíritu más que a una tendencia a la inacción, y lo mismo significa “indolencia” en el contexto de este libro. Esta pereza espiritual puede ser tratada en términos de olvido de Dios o, en lenguaje no teista, de sordera para con el espíritu y de pérdida del sen-tido de ser hasta el punto de ni siquiera conocer la diferencia: un embastecimiento espiritual. Psicologicamente la “accidia” se manifiesta como una perdida de interio-ridad, un rechazo a ver y una resistencia a cambiar” (p.265).
Al Nueve le cuesta mucho mirar dentro de sí, y ese “olvido” de uno mismo lo traduce en una postura de resignacion ante las circunstancias de la vida, intentado adaptarse “a lo que hay”. Pero, como bien dicen Durán y Catalán (2010), “olvidar lo interno no supone renunciar a ello y genera dualidad, una separación entre el sentir y el hacer, que desemboca en una falta de presencia y en un profundo escepticismo” (p.270).
Reitero aquí lo que comenté cuando me referí a la fijación del Nueve (Indolencia): personalmente considero, después de leer a diversos autores, que el “escepticismo” implica un desencanto crítico con el mundo que no veo exactamente en la postura sobreadaptada de este eneatipo, ya que éste, en su “huir del mundo”, tiene más matices de “pasota” que de “escéptico”.
Los Nueve, en sus comportamientos sociales, se muestran amables y cordiales; en general serviciales, a la vez que procuran evitar verse envueltos en conflictos de cualquier tipo, por lo que suelen optar por anteponer los intereses de los demás por encima de los suyos y –en caso de que el posible enfrentamiento o situación conflictiva fructifique- intentará arreglárselas para tomar la postura de mediador del mismo antes que definirse en pro o en contra de unos u otros.

312714_340217412749472_1760070173_n.jpg (718×960)

Los miembros de este eneatipo suelen optar también por “minimizarse” puesto que no quieren “brillar” ni encontrarse entre los mejores, aunque esto les supone también cierto “estrés” ya que, en el fondo, tienen una profunda sed de reconocimiento y el consecuente deseo de ser valorado. Creen que la tensión generada la resuelven adoptan-do comportamientos extremos cercanos al “estoicismo” (insisto:en sentido muy global).
Es verdad que –según observo en la mayoría de los autores consultados- si hay dolor existencial éste es mínimo a nivel consciente y que, si se dan situaciones extremas, los Nueve tienden más a expresarlo somáticamente que a manifestarlo abiertamente como dolor psíquico.
Naranjo (2008) dedica –al igual que a todos los eneatipos, como hemos tenido oportunidad de ver- varias páginas a los antecedentes encontrados en la literatura científica (remito al lector a consultar las páginas 266 a 274 de la obra referenciada). De lo expuesto por este autor me gustaría mostrar aquí algunas de las exposiciones que considero especialmente relevantes para configurar la descripción de este eneatipo. 
Así Naranjo nos refiere –entre varias- las descripciones de Schneider (psicopático abúlico: fáciles de seducir por los demás y por las situaciones, maleables; personas casi siempre amables, que no dan el menor problema en los establecimientos clínicos y pedagógicos; son razonables, dóciles, laboriosos y modestos); Kretschmer (ciclotimia); Sheldon (viscerotonía cuya expresión máxima es la apatía); y tambien describe la caracterización del DSM IV que transcribo literalmente por la precisión de muchos de sus rasgos al que denomina como “personalidad dependiente”:
Es una pauta generalizada de conducta dependiente y sumisa, que se hace patente desde el inicio de la edad adulta y se da en diversos contextos. Esta pauta se manifiesta al menos por cinco de las siguientes características:
1) El sujeto es incapaz de tomar decisiones cotidianas sin una cantidad exagerada de consejos o recomendaciones por parte de los demás.
2) Permite que los demás tomen la mayor parte de sus decisiones importantes: por ejemplo dondé vivir, qué trabajo ocupar etc.
3) Tiende a estar de acuerdo con los demás, incluso cuando piensa que están equivicados por temor a sentirse rechazado:
4) Tiene dificultad para iniciar proyectos o hacer cosas por iniciativa propia;
5) Acepta hacer voluntariamente cosas desagradables para él, con el fin de agradar a los demás:
6) Se siente incómodo o desvalido cuando se encuentra solo y hace grandes esfuerzos para evitar esa situacion.
7) Se siente derrumbado o desvalido cuando terminan las relaciones íntimas.
8) Se preocupa con frecuencia con el temor de ser abandonado;
9) Es facilmente herido por las críticas o la desaprobación;” (p. 269)

9Flanders9

La descripción que incluye Naranjo (2008) del tipo homeopático del Nueve, cuyo equivalente en esta disciplina sería “Calcáreo”, ofrece una perspectiva en el mismo sentido que la expuesta, aunque asocia muchos de los comportamientos descritos a un cierto deseo inconsciente “de permanecer como un niño, prefiriendo una existencia lenta, protegida y tranquila al mundo de lucha y competencia de los adultos” (p.273)
Pangrazzi (2007) como Palmer (2007) refieren ámbitos familiares en donde los Nueve se han sentido de alguna forma ignorados y olvidados, o poco tenidos en cuenta por aquellas personas encargadas de marcarles las referencias. Como no conseguían los resultados esperados optaron por “sofocar su rabia”, de esta manera llegaron a una conclusión muy parecida a la de su “ala” , el Uno: “Solo estaré bien si soy bueno”.
-Dirección de “desintegración”, el VI: Cuando los Nueve se estresan se vuelven más indecisos y dubitativos adoptando pautas de un Seis medio o insano. Cómo bien nos dicen Riso y Hudson (2011) “cuando los problemas les sobrepasan, el estrés resultante puede hacerles adoptar algunas conductas y actitudes de los Seis promedio. Así, se vuelven visiblemente más ansiosos y reactivos. Anteriormente se habián negado a ver de cerca los problemas, pero ahora que sienten todo su impacto se vuelven mucho más nerviosos y reactivos” (p.163); para auto-defenderse de vuelven sumamente testarudos y pueden optar por descargar sus frustraciones sobre los demás tal y como hacen los Seis. De hecho el desborde de ansiedad tan característico de este eneatipo, cuando se da en los Nueve, produce un efecto demoledor porque se sienten tan abrumados que prefieren volverse todavía más dependientes buscando que otros acudan en su ayuda y solucionen sus problemas.
-Dirección de “integración”, el III: El proceso de integración del Nueve pasa por ir hacia comportamientos y actitudes del Tres medio o sano; al sentirse menos presionados y más seguros desarrollan iniciativas y muestran mucha más energía y asertividad. A medida que avanzan se reafirman en su autoestima y controlan más las decisiones que afectan directamente a su vida, mostrando todas sus capacidades y desarrollando sus capacidades. Riso y Hudson (2011) señalan cómo ese vivirse independientes influye en su nivel de auto-consciencia que les ayuda a vivir en un mundo real más que en el de sus idealizaciones.
-Consejos para los Nueve: Helen Palmer (2007) les sugiere a los Nueve:
-Encontrar formas de obtener la estima de los demás por una posición personal y el establecimiento de una estructura para conseguir la posición.
-Notar cuando otra persona se convierte en el punto de referencia de algún asunto. 
-Utilizar estratégicamente las fechas límites y la estructuración de los proyectos como una forma de mantenerse concentrado en los objetivos.
-Reconocer cuando las opiniones personales están siendo reprimidas.
-Expresar opiniones propias.
-Aprender a terminar los proyectos sin desviarse hacia otras cosas.
-Concentrarse en el siguiente paso inmediato, en lugar de en el objetivo final.” (p.294).
-continuará-
Autor: Javier Nebot, Julio. 2015.

Comunicaciones culturales (35): Próximos eventos y exposiciones: Museo Thyssen , Centro Fundación Botín, BAD Bilbao.

Ya se pueden comprar las entradas para la exposición del otoño Thyssen, "Edvard Munch. Arquetipos", que estará abierta entre el 6 de octubre y el 17 de enero


"Realistas de Madrid" (9 de febrero-22 de mayo de 2016), una exposición dedicada a un grupo histórico de pintores y escultores realistas que han vivido y trabajado en Madrid: Francisco López, Isabel Quintanilla, Julio López, María Moreno, Esperanza Parada, Amalia Avia y Antonio López.
"Wyeth. Andrew y Jamie en el taller" (1 de marzo-19 de junio),la primera retrospectiva en Europa sobre Andrew y Jamie Wyeth, destacados representantes del realismo americano del siglo XX.
Andrew Wyeth. (Mi joven amiga, 1970).

Sol LeWitt reduce la gama de color utilizada en las pinturas murales a cuatro colores primarios: gris, rojo, amarillo y azul, que se corresponden con los cuatro tipos básicos de línea. A través de la superposición de estos colores, LeWitt crea una variedad sin límites de nuevas tonalidades‪#‎sollewittsantander‬
Descubre Sol LeWitt. 17 Wall Drawings. 1970-2015 (http://www.fundacionbotin.org/sollewitt), y además puedes participar en interesantes Actividades en torno a la muestra que te recordamos aquí:http://bit.ly/1LPbnmH

En Bilbao: La imagen de BAD Bilbao de este año reivindica 
la esencia con una imagen inspirada en los collage de los años 30. La edición de este año se celebrará del 21 de octubre al 1 de noviembre.
Todas las imágenes y/o vídeos que se muestran  corresponden al artista o artistas referenciados.
Su exposición en este blog pretende ser un homenaje y una contribución a la difusión de obras dignas de reconocimiento cultural, sin ninguna merma a los derechos que correspondan a sus legítimos propietarios.
En ningún caso hay en este blog interés económico directo ni indirecto.
 Javier Nebot